Nos visitaba uno de los favoritos a estar en la lucha por las plazas de ascenso, y que además venía con la intención de subsanar la derrota en casa ante el Berja de la jornada anterior. Por otro lado, el POLI, tras la derrota en el descuento frente al Monachil quería resarcirse ante su afición. Se preveía un partido muy intenso.

Los primeros 15 minutos de partido fueron de dominio visitante, y desconcierto local. Cuando apenas había dado tiempo a los aficionados a tomar asiento, una jugada por banda izquierda acaba con el 0-1. Jarro de agua fría para los rojiblancos, que aún no se habían colocado en el campo.

Los siguientes minutos fueron de dominio visitante, hasta que en el minuto 15 una falta sobre Rocky es transformada magistralmente por Carlos Montellano, 1-1 delirio en las gradas y cambio total en el partido. A partir del gol, el POLI tomo las riendas del partido, e incluso pudo irse al descanso con ventaja con dos ocasiones claras.

El segundo tiempo fue de dominio absoluto del POLI, hasta en 4-5 ocasiones pudo acabar el balón en las redes visitantes, pero fue en el minuto 57 cuando Ruzzo tras una jugada por banda izquierda entre Narci y Suanes, culmina con un centro chut que se cuela por la escuadra.

El centro del campo rojiblanco con Beltran, Dominguez y Narci, era claro dominador del partido, los visitantes apenas inquietaron a Bruno, y el marcador pudo ser más abultado, aunque al final los nervios atenazaron a la grada… pero es que si no, no sería el POLI.

Musho POLI!

Los comentarios están cerrados.