Sabíamos que tarde o temprano llegaría una derrota, pero lo que no esperábamos es que fuera en casa y frente a un rival que lucha por no descender. Pero ya lo hemos advertido más de una vez, en esta categoría cualquier equipo te puede dar un susto, y ayer nos lo dieron y de los gordos.

La primera parte fue bastante insulsa, y sin apenas ocasiones, tan solo una de Ruzzo que desbarató el portero visitante y la del gol, en el minuto 38 gran jugada por banda derecha de Dani que envía en profundidad para Ruben que mete un centro medido para que Ruzzo cabecee a la red. Con 1-0 se llegaría al descanso.

En el intermedio se realizó la presentación de las categorías base: prebenjamin, benjamin, alevin y cadete. Motivo de alegría para la familia del POLI que año tras año va creciendo en equipos base, este año con las novedades del equipo cadete y prebenjamin.

La segunda parte tenía el mismo color que la primera, mucho centrocampismo y apenas ocasiones de gol, aunque el POLI era quien más buscaba el área rival, pero sin peligro claro. Los visitantes se defendían ordenadamente,  y así a los 8 minutos de juego del segundo periodo llegaría el empate.

A partir de ese momento el POLI comenzó a generar peligro, pero sin materializar las ocasiones que se creaban. El equipo no encontraba sitio en el campo, y los visitantes se defendían como gato panza arriba, pero sin crear ocasiones.

En el minuto 84 llegó la jugada desgraciada del partido, cesión de Suanes a Bruno, no se entienden entre ambos y el balón acaba en las redes locales, decepción e incredulidad en las gradas por el partido que se iba a escapar de la manera más inverosimil.

No obstante, este partido no puede empañar la gran temporada que está haciendo el equipo, seguimos en los puestos altos y con las probabilidades intactas.

Musho POLI!

23 octubre, 2018

Los comentarios están cerrados.