Que en esta categoría cualquier equipo te puede hacer un roto, ya lo hemos advertido más de una vez. Ayer era otro partido trampa: rival en la zona baja, con solo una victoria y un empate, cena de Navidad del Poli tras el partido (algo que tradicionalmente nos trae mala suerte), y la necesidad imperiosa de sacar los 3 puntos para alcanzar el liderato.

El partido comenzó muy bien para el POLI. En el minuto 4 un corner lanzado por Montellano lo cabecea Rueda al fondo de la red. Gran temporada la de Rueda con 6 goles en su haber. Con el gol el partido se puso de cara, y el POLI pudo sentenciar con hasta 4 ocasiones claras, pero con 0-1 y Las Norias creando peligro terminó la primer parte.

La segunda iba a ser totalmente distinta, ya que en el 48 los locales igualaron el marcador y comenzaron a crear peligro. El POLI lo intentaba, pero el partido estaba muy abierto, cualquier cosa podía pasar. Nanote se volvió a erigir como héroe del partido al evitar el 2-1 con un paradón. Cristian pudo hacer el 1-2 pero incomprensiblemente fallo en línea de gol.
Los locales creaban peligro, y pudieron hacer gol hasta en dos ocasiones. El partido se acababa y hasta el empate podía parecer bueno. Pero llego la jugada del partido en el minuto 93, con los locales volcados al ataque, un balón en profundidad por la izquierda que le llega a Maestre y en carrera la cruza a las mallas. Delirio en el banquillo, carrera del mister y celebración de todo el equipo en la banda. Un apoteósico final, para un partido muy bonito.

Esta es la grandeza del POLI, capaz de tenerte durante 90 minutos en tensión para al final darte una alegría. Se rompió la maldición de la Cena de Navidad y nos despertamos lideres, así que hay que disfrutarlo.
Recordad que la próxima Jornada el POLI tiene descanso, con lo que el último partido del año será el día 20 de Diciembre frente al Comarca del Mármol B

Musho POLI!

19 agosto, 2019

Los comentarios están cerrados.