El triunfo de la fe

Hoy era un partido donde sumar era más sencillo de decir que hacer.
La Mojonera, fundamentalmente en casa, en un campo de reducidas dimensiones, sabe muy bien a que juega.
Además, creo que es un equipo de los más honestos de la categoría, con su fútbol. Y han tenido muchas contrariedades, incluido lo arbitral, pero no se han rendido.

La mañana más veraniega que primaveral lucía sol y afortunadamente no un calor excesivo.

Comenzó el partido con un ritmo de tanteo, buscando cada uno su sitio.
Hasta el minuto 15 se veía un Poli mejor plantado, y una Mojonera a la espera.
En un desafortunado despeje en la retaguardia, Pepe dejó un balón franco para que un delantero local encara sólo y batiera con tranquilidad al meta Manu. Min 15 y 1-0.
Adelantarse no es definitivo, pero hace plantearte el partido muy cómodo, repliegue, cedes el balón, esperas un fallo y contra. Y eso intentó La Mojonera hasta que llego el empate.
En el min 35 tuvo el primer aviso, una muy buena Rojas, y 5 minutos más tarde, en el 40, una internada de Ruzzo, letal en sus incursiones por la banda derecha, hizo un pase al área, y ahí Rojas hace una genialidad y con un taconazo le cede a Paquito a puerta vacía un gol hecho, que no desaprovecho.
Llegamos con tablas 1-1 al final de la primera parte.

En la segunda empezó con un equipo local muy motivado, que dio un paso adelante y que fue claramente a por la victoria.
En el min 53 un balón largo no lo ataja la defensa rojiblanca y queda franco para un atacante local, Manu sale a la desesperada pero no puede llegar y es superado por arriba con un tiro en vaselina.
De nuevo a remolque.
Y de nuevo apelamos a lo que es este club, FE.
Cambios de refresco, Céspedes y Díaz, fundamental en el devenir del partido, y Alberto. Salió también Borja.
Desde el 2-1 hasta el min 75 el partido fue un auténtico festival de ocasiones, un Poli volcado buscando el empate, y una Mojonera que armaba contras ante una defensa menos poblada. Partido de ida y vuelta.
Dani Albacete dio un paso atrás, dando seguridad a defensa y medio campo, Miguel con mucho oficio dando consignas a sus compañeros, Ruzzo bien acompañado de Sergio por banda lo intentaron siempre.
Y en el 75 una genialidad de Díaz, que se fabricó un gol dentro del área y puso las tablas 2-2.
Quedaban 15 minutos por delante, y a falta de 5 minutos llegaban buenas noticias desde Adra, que ganaba 3-1 a UAL.
Seguíamos atacando como locos, volcados, un gol nos hacia soñar.
Y en la última, si la última, una incursión en el área fue señalada como penalti por derribo a Alberto. Se lío la mundial, varios expulsados locales, tumulto, y una oportunidad de oro, ante la pena máxima.
Díaz encaró, chuto, gol, delirio entre la hinchada. Y el árbitro decidió que ya era suficiente y pito el final tras 4 min de prolongación. 2-3.

Lo que nos esta dando este grupo de jugadores, la fe que demuestran cada partido, ante tanta dificultad, no perder la cara nunca, es digno de alabar.
Y su compromiso con este SU CLUB es para estar agradecidos.
GRACIAS CHICOS POR VUESTRO ESFUERZO.

La semana que viene una nueva final, contra Adra, en casa, que vendrá a por todas, se juegan la vida como nosotros, y con uno ojo puesto en lo que suceda en el campus.
¿Y por qué no? Si Se Puede

¿Te lo vas a perder? Pasamos lista, no faltes, tu equipo necesita tu apoyo, el último en casa, y hay que brindarles una gran ovación por esta fantástica temporada.

Vamos POLI !!
Musho POLI !!

17 noviembre, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.